Rincón de Luis Fernando Salas.
Stgo - Chile

Hola. Mi nombre es Luis Fernando Salas, tengo 34 años y soy tartamudo desde los 4. He tartamudeado toda mi vida y ha sido muy penca, especialmente durante mi infancia y juventud. Recuerdo haber dicho en 8 básico "este ha sido el peor año de mi vida". Sufrí muchísimo por las burlas de mis compañeros que no tenían piedad, no tenían idea de todo el daño que me hacían y por eso seguían burlándose. Era agotador. Me encerré en mi mismo, no conversé con nadie lo que sentía y pensaba "cerrado como una almeja" dice mi hermana y es un costo que hasta el día de hoy sigo pagando. Hoy día las cosas han cambiado mucho, me di cuenta de lo nublado que estaba, lo torcida que estaba mi realidad, no podía ver más allá de la tartamudez o de lo que la tartamudez me dejaba ver (el cuadro completo)

Hoy día, me doy cuenta que a la mayoría de las personas no les importa mi tartamudez, sino, les importa lo que tengo que decir, mis ideas, mis pensamientos. Al que más le importa es a uno mismo "ese elefante azul que nos acompaña donde quiera que vamos" Esto lo descubrí más adulto, pero cómo me hubiera ayudado que alguien me lo hubiera mostrado antes. Habría sido distinto si hubiera tenido alguien a quién contarle lo que sentía, sin temor, con confianza, alguien que no me juzgara, que me entendiera, al que no le tuviera que dar explicaciones y que quizás me hubiera dicho que yo también valía, que tenía virtudes, que era importante para los demás, que estaba ahí por alguna razón... que tenía derecho a soñar.

Por eso es que creo en este lugar de conversación, de reunión; en donde nos invitan a intercambiar nuestros sentimientos, ideas, sueños, aspiraciones, dudas, fantasmas, frustraciones, rabias, nuestros miedos, los más terribles y los casi insignificantes pero que si son propios, son importantes, etc. Tenemos muchas fantasías que son equivocadas y aquí tenemos un lugar donde nos van a escuchar y no nos van a juzgar. Nos invitan a ser parte de una comunidad, de un espacio donde podemos hablar de todo sin temor y donde nos podemos ayudar entre todos a entender que la vida es mucho más amplia y rica que lo que parece. Y por eso me animé a escribir a compartir mis sentimientos.