Nuevo Centro de Fonoaudiología en Chillán

Centro de Estudios de la Comunicación Humana - CECH

Una atención clínica especializada dirigida los funcionarios de la Universidad y abierta también a la comunidad, es la primera actividad del nuevo Centro de Estudios de la Comunicación Humana (CECH) de la Escuela de Fonoaudiología de la UBB.

Este Centro surgió para atender a la comunidad con limitaciones de acceso a la atención en todas alteraciones fonoaudiológicas que puedan presentarse. También posibilita la atención a escolares derivados de aquellos alumnos en internado profesional de la carrera en establecimientos, tanto de salud como de educación. "Este primer año es de marcha blanca, lo que permitirá determinar el flujo de pacientes", señala la coordinadora y profesora, Karem Contreras. En este centro, precisa, trabajan alumnos de internado del último año de la carrera supervisados por el cuerpo docente de la Escuela encabezado por su directora Mónica Cardona y los académicos Virginia García, Rodolfo Peña, Angélica Torres, Gabriel Lagos, Carlos Rojas, Mª Victoria Emperanza y Karem Contreras. Su origen proviene de un proyecto presentado por el alumno y ex presidente de la Federación de Estudiantes de la sede Chillán, Renán Cabezas, para disponer de un container con dos box de atención. Ante la posibilidad de duplicar la idea originaria, con el apoyo de la Universidad, la Escuela de Fonoaudiología postuló la ampliación e implementación a 4 box de atención mobiliario pertinente y materiales y equipamiento (test de evaluación, material didáctico, instrumental clínico, etc.) necesario para la intervención en todas las áreas de desempeño profesional, como son lenguaje, habla y deglución, audiología y voz. El CECH está ubicado en el Campus Fernando May de la UBB, por el costado sur del edificio de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, y dispone de un box para cada una de las áreas. La profesora Karem Contreras especificó que se atenderá a personas, niños y adultos, con problemas para hablar, pronunciar, tartamudez, alteraciones para alimentarse, dificultades de audición, disfonía (ronquera), entre otros.-



 19.04.2011