Fundacion Nacional de Discapacitados

La tartamudez y la discapacidad

Mi nombre es Alejandro Hernández, soy Presidente de la Fundación Nacional de Discapacitados y trabajo hace 20 años en el tema de la discapacidad, parte de mi tiempo trabajo ayudando a superar diversos desafíos fisiológicos, energéticos y anímicos como maestro y Terapeuta de Reiki - Medicina Natural.
Respecto a la tartamudez, no se encuentra catalogado, al menos en países en desarrollo como "Discapacidad", esto al menos en términos de concepto.  Sin embargo creemos como Fundación que en la medida que existe una dificultad motora clara que impide o dificulta realizar alguna actividad -en este caso el de comunicación- y que a su vez es sobrellevada bajo una fuerte carga de estigmatización, discriminación y/o exclusión social, si existe característica distinta, discapacidad o excepcionalidad.
En países como el nuestro toda diferencia se tiende a esconder, por ignorancia, falta de educación, tino, tacto, tolerancia, pero principalmente por falta de amor y de empatía por el otro. Hay muchas limitaciones que no son consideradas discapacidad, incluso el cáncer y el VIH Sida, que sin duda alguna lo son.  Falta mucha educación, de hecho la educación es uno de nuestros desafíos como organización social no gubernamental y creemos que el tema de la tartamudez es un tema que vale la pena hacer visible con todas sus características humanas y sociales.

Prevención y Rehabilitación:
Solo el 3% de las personas con discapacidad en Chile ha recibido una rehabilitación integral, lo cual demuestra que el tema de la Salud y el de la discapacidad, no son real prioridad hasta el momento, ni es un derecho humano respetado.  Soy parte del 1% de la población que alguna vez en su vida la desarrolló tartamudez con cierta severidad durante la niñez.

Como Terapeuta de Reiki Medicina Natural, creo que sería de gran utilidad que personas que tienen tartamudez y que "han aprendido a vivir con ella" inicien un proceso de rehabilitación con Reiki, independientemente a la edad.  Esta milenaria técnica de salud natural trabaja alineando los centros energéticos del cuerpo (incluido el de la comunicación), actúa tanto a nivel físico,mental y emocional, baja los niveles de estrés y ansiedad provocadas por vivencias que pueden haberse dado incluso en la niñez y que son arrastradas por décadas.

Finalmente creemos que son las propias personas con tartamudez y sus familias, quienes deben complementar nuestra respuesta en base a lo que han sido sus propias vivencias.  Nos inclinamos a definir la tartamudez como una diferencia, una característica distinta, discapacidad o excepcionalidad motora y que debe ser trabajada con metodos de salud natural como el Reiki con el fin de disminuir y/o erradicar sus efectos.

Saluda cordialmente,

Alejandro Hernández
Presidente
Fundación Nacional de Discapacitados


 20.06.2006